Nuevas técnicas al servicio de la reproducción de ganado vacuno: interés y límites.

Los porcentajes de éxito obtenidos sobre transplantes de embriones, reflejados en el anterior número de “Toro Bravo” (ver número 28), nos alentaron sobre la técnica de trabajo elegida. Si bien éramos conscientes de la necesidad de obtener un mayor número de embrio-nes por colecta. Es por esta razón que hemos ensayado con nuevas técnicas, como la bisec-ción de embriones.

1. Bisección de embriones

Los resultados obtenidos en la colecta de embriones en la raza bovina de lidia (menos de dos embriones viables por colecta) incrementaron el costo de las operaciones para la misma técnica realizada en las razas vacunas domésticas (aproximadamente seis embriones por co-lecta). Para aumentar el número de embriones producidos hemos recurrido a la bisección de estos realizando su implantación. La implantación consiste en coger el embrión y cortarlo en dos partes idénticas (este hecho sucede espontáneamente en la naturaleza en el que se origi-nan el nacimiento de los gemelos homocigóticos, o verdaderos gemelos).

Nosotros realizamos actualmente ensayos de bisección de embriones para lograr un aumento en el número de becerros nacidos (en la ganadería doméstica la bisección permite obtener un poco del 100% de nacimientos en correlación al número de embriones, transfiriendo dos medio embriones por vaca receptora). Nuestros primeros resultados se encuentran refleja-dos en las tablas que a continuación detallamos. Dichos datos son el resultado de operaciones realizadas en el mes de mayo de 2000 con la ayuda de D. Alois Geldhorf, especialista belga en la bisección y sexaje embrionario en la ganadería de la U.C. T .L. de D. Pierre-Marie Meyna-dier, en Francia.

V .D. C ECOL E.UT E.CORT E.ENT G.M. E G.E.E B.N P.V.G
9 17 15 9 3 3 1 6 2

Vacas donantes colectadas/ Embriones colectados/ Embriones útiles / Embriones corta-dos / Embriones enteros / Gestación con medio – embriones / Gestación con embriones ente-ros / Becerros nacidos / Pares de verdaderos de gemelos nacidos.

Desgraciadamente el número de gestaciones obtenido tras este ensayo ha sido inferior: 33% a lo acostumbrado, que es el 55%. Pero el hecho de haber obtenido dos pares de verda-deros gemelos femeninos nos da esperanzas para poder realizar un día transferencias de me-dio – embriones sobre vacas receptoras de razas diferentes. De este modo se lograría estimar en qué medida el comportamiento del toro de lidia en la plaza está ligado directamente a cau-sas genéticas, y en qué porcentaje obedece a condiciones estrictamente de crianza.

Una vez realizada la transferencia de las dos mitades de embrión, implantadas en vacas receptoras de razas diferentes (domésticas y brava) se podrían obtener gemelos homocigóticos de madres de razas distintas. De este modo se lograría saber si existen diferencias en el com-portamiento de estos animales durante la lidia, y que éstas fueran debidas a la diferencia de raza de las vacas receptoras. Los primeros resultados obtenidos han sido alentadores, pues hemos obtenido dos pa-res de gemelas.

Será muy interesante analizar detalladamente el comportamiento de estos animales durante la tienta ya que en la actualidad las becerras presentan pautas de comporta-miento muy similares en la finca. En enero del año 2000 nosotros habíamos realizado una prueba de bisección de embriones en la ganadería de D. Victorino Martín, con la colaboración del doctor André Chantefort, pero sin éxito. Por tanto, será preciso volver a ensayar una opera-ción de este tipo para poder obtener algunos pares de gemelos. De este modo se podrá, en un futuro, juzgar el comportamiento durante la. lidia de dos gemelos estoqueados en la misma plaza, por el mismo matador y en el mismo día.

D.C E.C E.U E.C E.E G.M.E G.E.E B.N P.V.G.N
8 22 5 2 3 0 0 0 0
Donantes colectadas / Embriones colectados / Embriones útiles/ Embriones enteros /Gestaciones con medios-embriones / Becerros nacidos / Pares de verdaderos gemelosnacidos.

La técnica de la transferencia de embriones permite conservar la genética de una gana-dería. En la actualidad, trabajamos en una ganadería positiva al diagnóstico de tuberculosis. El trabajo de selección realizado por el ganadero durante numerosos años corría el riesgo de per-derse. Para evitar esta desagradable situación se logró un acuerdo con los servicios veterina-rios oficiales. Las mejores vacas de la ganadería serían colectadas antes de ser enviadas al matadero durante el año 2001. Logramos obtener un banco de embriones sanos. pues los: embriones no transmiten la enfermedad de la tuberculosis si están correctamente lavados. In-mediatamente los embriones fueron reimplantados en vacas receptoras sanas, y la ganadería logró sobrevivir. Bien es cierto que con menos animales, pero a pesar de todo con la misma genética. Gracias a la transferencia de embriones hemos logrado salvar varias ganaderías po-sitivas al diagnóstico de enfermedades contagiosas de declaración obligatoria (tuberculosis, brucelosis. leucosis).

En la actualidad existen técnicas que se practican con éxito en las ganaderías de bovino doméstico. y que podrían realizarse en la crianza del toro de lidia. Por ejemplo podemos elegir el sexo de los embriones antes de ser implantados. Esta técnica consiste en retirar una o dos células de un embrión por el método PCR ( Polimerasa Cadena de Reacción), tras lo cual se realiza una amplificación del ADN, y así es como resulta posible reconocer células embriona-rias portadoras del cromosoma, que determinan el sexo masculino. Los resultados son obteni-dos aproximadamente dos horas después del inicio del análisis realizado con un gel de electro-foresis. A continuación elegimos el sexo del embrión deseado y lo reimplantamos, o bien con-gelamos dichos embriones con el fin de reimplantarlo más tarde.

2. Sexaje del semen

Esta técnica se lleva realizando en Inglaterra desde hace tres ó cuatro años, y logra se-leccionar el sexo masculino o femenino mediante el análisis de los espermatozoides del se-mental. Los óvulos de la vaca donante siempre poseen el cromosoma X, siendo los esperma-tozoides del semental los que poseen tanto el cromosoma X como el Y, y, por tanto, siendo el semen del toro el que determinará el sexo del futuro animal.

Con ello se logra clasificar los espermatozoides en función del cromosoma sexual que porta, sea el cromosoma X, que dará lugar a una becerra (XX), o sea el cromosoma Y, que tras la fecundación dará lugar a un macho (XY).

Cromosoma aportado por el óvulo de la vaca. X X
Cromosoma aportado por el espermatozoide del toro X Y
Resultado Sexo Cría XX
Hembra
XY
Macho

La técnica consiste en separar por dos flux citométricos los espermatozoides que tienen un peso y una polaridad ligeramente diferentes. Actualmente es posible adquirir en la sociedad Cogent, en Inglaterra, pajuelas de inseminación artificial que contienen entre un 80 y un 90 % de espermatozoides portadores de un cromosoma femenino. Este dato es de un enorme inte-rés para los ganaderos de explotaciones lecheras, pues les permite asegurar la renovación de su cabaña con las mejores vacas.

Del mismo modo podemos utilizar esta técnica en la ganadería de bravo, seleccionando las mejores vacas para producir embriones machos incrementando la descendencia de estas vacas.

3. Clonación de embriones

La última técnica de reproducción desarrollada recientemente en la ganadería es la clo-nación de embriones. Todos recordamos la publicidad realizada con el nacimiento de la oveja DoIIy. El nacimiento de DoIIy fue un hecho extraordinario, pues el embrión que fue elegido pro-cedía de una célula somática (célula procedente del cuerpo de una oveja), y no de una célula germinal (óvulo). Tras cultivos sucesivos, los investigadores habían logrado el retroceso de células originarias de las mamas de una oveja a un estado indiferenciado, correspondiente a un estado embrionario, este retroceso de las células fue logrado en medios de cultivo muy pobres (fueron necesarios varios cientos de cultivos). El núcleo de una célula indiferenciada es introducido en un óvulo donde previamente se había retirado el núcleo. Esta célula retoma enseguida su desarrollo en condiciones de cultivo óptimas y se divide, dando lugar a células diferenciadas de un embrión. Se consigue finalmente un organismo vivo en todo punto idéntico a la célula donante.

Está técnica, prohibida en la especie humana, ha permitido hace unos meses que na-ciera en Québec (Canada) el becerro Starbuck 2. Este becerro es en realidad un clón del semental Starbuck, muerto unos meses antes, y procede de células que habían sido obtenidas del mencionado toro en vida. Starbuck 2 tiene exactamente la misma genética que Starbuck, cabe preguntarse si tendrá también sus mismas cualidades y sobre todo si las transmitirá a sus descendientes. Estas interrogantes se resolverán en los años venideros, incluso podremos comparar los hijos de Starbuck 2 con los de Starbuck pues existen más de 250.000 hijos suyos por todo el mundo.

Podríamos entonces imaginar la cría de toros de lidia idénticos a otros toros ya lidiados, y que tuvieron un comportamiento excepcional en las plazas. Nosotros pensamos que esta técnica se encuentra demasiado desviada de la naturaleza y esperamos que su utilización no sea práctica generalizada en la ganadería. De cualquier forma, el coste de esta técnica y resul-tados no permiten más que pequeños ensayos puntuales en los centros de experimentación.

En conclusión, es muy interesante que las técnicas de reproducción artificial (insemina-ción artificial, transplante de embriones) logren ayudar al ganadero a criar animales que colmen sus aspiraciones en el campo de la selección. Sin embargo, jamás se deben emplear estas técnicas de reproducción en la especie humana.

por Dr. Alain Nivot [01/01/2002]
Fotos: Archivo Pierre Marie-Meynadier


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte