[21/05/2002] Circular del Presidente a los Ganaderos de la Unión

Asuntos: Herraderos, Crotalado, F.E.G.A, Registro de Bajas, Banco de Germoplasma, Revista Toro Bravo, Unión de Villas Taurinas Francesas y Homenaje a Don Joaquín Murteira

Madrid, 21 de mayo de 2002

Querido amigo y compañero:

Atendiendo al propósito de la Junta Directiva de la Unión de mantenerte puntualmente informado de cuantos asuntos puedan ser de tu interés, quiero trasladarte algunas de las principales conclusiones, fruto de las últimas reuniones habidas con distintos ámbitos de la Administración y con el conjunto de las asociaciones taurinas.

En los últimos días hemos mantenido diversos contactos con el Ministerio de Agricultura y con los veterinarios de la Unión para desarrollar acciones que nos permitan seguir avanzando en la mejora del funcionamiento del Libro Genealógico de la Unión. Fruto de estas reuniones y de la intención de la Junta Directiva de continuar en la contención de costes y racionalización de los servicios, son algunos acuerdos de los que paso a informarte.

El buen funcionamiento del Libro y la correcta utilización de nuestros recursos impone una racionalización en el número de herraderos a los que debe atender nuestro equipo de veterinarios durante el presente año. La Junta Directiva ha decidido que estos herraderos deben realizarse en función del número de animales a herrar con que cuente cada explotación y de acuerdo con el siguiente baremo:

  • Hasta 75 becerros, un herradero.
  • Entre 76 y 150 becerros, dos herraderos.
  • Entre 151 y 225 becerros, tres herraderos.
  • Entre 226 y 300 becerros, cuatro herraderos.
  • Entre 301 y 375 becerros, cinco herraderos.
  • Entre 376 y 450 becerros, seis herraderos.

Consideramos que estos servicios significan un límite razonable en la correcta práctica ganadera y, al mismo tiempo, permiten un adecuado control de costes, objetivo al que todos debemos someternos. Aquellas ganaderías que superen el número de actuaciones asignadas deberán abonar 180 € por actuación que exceda el límite establecido.

El coste de inspección por parte del Libro Genealógico de nuevas instalaciones y/o fincas, correrá a cargo del ganadero y tendrán un coste de 300 € por inspección.

También se han aprobado en Junta Directiva otra serie de medidas de racionalización del funcionamiento del Libro. Son las siguientes:
Si un ganadero declara para inscripción en el Libro el parto de una vaca dada de baja, deberá abonar 10 € por cada año en el que esa vaca ha estado de baja, sin contribuir a las aportaciones de la Unión.

El ganadero que solicite comprobación de inscripción de reses en el Libro Genealógico, por causas no imputables al Libro (tales como rectificación de bajas, extravío de certificados de nacimientos, etcétera), deberá abonar 180 € por cada comprobación efectuada.

Por otra parte quiero comentarte que para un correcto funcionamiento del Libro Genealógico es fundamental basarnos en el sistema de identificación individual de bovinos que establece la legislación Comunitaria. Las reuniones mantenidas con nuestros veterinarios reflejan que una de las asignaturas aún pendientes es la colocación de crotales a los becerros para una correcta identificación de cada individuo, junto a su madre. Es muy importante evitar los casos en los que se presentan en los herraderos becerros destetados y sin crotalar. Estos animales no pueden ser inscritos en el Libro Genealógico si no existe plena garantía de identificación fiel de sus progenitores.

Respecto a las negociaciones mantenidas con el Fondo Español de Garantía Agraria para el pago de las cantidades comprometidas por el FEGA con motivo del plan para erradicación de la EEB, hemos continuado nuestra estrecha relación con las 12 asociaciones taurinas para agilizar los pagos y permitir la viabilidad de la mayor parte posible de expedientes.

En los últimos días hemos mantenido reuniones con responsables de los ministerios de Agricultura y de Sanidad con el fin de garantizar en el menor plazo de tiempo posible la disponibilidad de una red de mataderos para el tratamiento de las carnes de lidia. Consideramos que la situación de escasez y precariedad de estos mataderos habilitados influye muy negativamente en los costes de tratamiento y almacenaje de las carnes, así como en los precios que se cobran por la realización de test priónicos. Esperamos que la buena recepción que ha habido a nuestras propuestas se concrete en breve con una más amplia disponibilidad de estas salas.

En relación con el pago del IRPF por el precio abonado por el FEGA por las carnes de las reses de lidia, el hecho de que los empresarios perciban de este organismo determinadas cantidades que, en teoría, corresponden a los ganaderos, crea una situación de difícil solución. Por una parte, el empresario no va a estar dispuesto a pagar el Impuesto sobre la Renta correspondiente a una cantidad que, realmente, no percibe, toda vez que el cobro lo hace en nombre del ganadero. Los ganaderos, a su vez, tampoco deben satisfacer un IRPF sobre una cantidad que no perciben, ya que no les llegan las cantidades libradas por el FEGA.

En esta situación, y según informe de nuestra Asesoría Jurídica, quizás la única solución sea considerar que en la cantidad total que el ganadero percibe por la venta de los animales está incluida la que previsiblemente se cobrará del FEGA. Es decir, si por ejemplo una novillada se vendió en 18.030 € (tres millones de pesetas), el ganadero debería considerar que el pago de 16.830 € correspondía al empresario y que el resto, 1.200, correspondía a la cantidad pendiente de pago por el FEGA y que el empresario adelanta sobre un cobro que él percibirá.

También hemos manifestado a la Administración la necesidad de potenciar la imagen de la Raza Bovina de Lidia como productora de carne. En este sentido el Ministerio considera muy conveniente la potenciación del Registro de bajas temporales y definitivas de vacas destinadas a la producción cárnica para demostrar la actividad del sector. Este Registro, como sabéis, se administra a través del Libro Genealógico.

En cuanto a las actuaciones a desarrollar por el Banco de Germoplasma del MAPA, la Junta Directiva de la Unión ha decidido mostrarse totalmente neutral en este asunto y no intervenir en una relación que consideramos debe ser directa entre el ganadero y el MAPA. Consideramos que cualquier ganadero puede ofrecer su ganadería al Ministerio para ser incluido en el programa de recogida de germoplasma y que la Unión no debe establecer criterios diferenciadores de tipo alguno en un proyecto en el que el MAPA es titular de los fondos.

En otro orden de cosas, la Junta Directiva ha decidido cesar en la publicación de la edición impresa de la Revista Toro Bravo y convertirla en una edición electrónica que se activará dentro de la página web de la Unión, www.toroslidia.com. Esta página será a su vez será renovada estética y tecnológicamente en muy breve plazo. Creemos que esta inversión en la página web es una apuesta por el futuro de la comunicación de la Unión, al tiempo que reducimos considerablemente los costes derivados de la edición impresa, cuya supervivencia con la filosofía coste cero con que nació hace siete años se ha hecho muy difícil, especialmente por las dificultades casi insalvables que existen para captar publicidad que equilibre la cuenta de explotación de esta publicación.

Los contenidos de Toro Bravo, que obviamente serán adaptados en periodicidad y formato al nuevo soporte tecnológico, seguirán publicándose, como os comento, dentro de la página web de la Unión, incluidos aquellos que estaban preparados para publicarse por estas fechas en el número 29, correspondiente al primer trimestre de 2002. Nuestro objetivo es hacer de esta publicación electrónica un verdadero lugar internacional de encuentro, información y opinión para todos los ganaderos de los países taurinos del mundo, así como para los suscriptores y simpatizantes de nuestra edición impresa, que esperamos ver incrementados a través de este nuevo medio de comunicación.

En cuanto a la decisión adoptada por la Unión de Villas Taurinas Francesas de continuar en su política de recogida indiscriminada de cuernos en las corridas que se celebran en este país, la Junta Directiva de la Unión ha mostrado a los responsables de la UVTF su rechazo frontal a esta situación. En nuestra opinión, esta decisión consagra el principio de sospecha de fraude y no garantiza el derecho de los ganaderos a estar presentes tanto en la recogida como en el análisis de cuernos. Por otra parte, creemos que las técnicas y los sistemas de análisis empleados durante la pasada temporada no garantizan la plena fiabilidad de los resultados, por lo que reclamamos el establecimiento de un método consensuado que aplique las últimas técnicas disponibles y tenga en cuenta las lagunas aún existentes en esta materia.

Quiero también informarte de que La Unión está ultimando los detalles para la celebración de un homenaje a don Joaquín Murteira Grave, miembro destacadísimo de la ganadería brava portuguesa y Presidente de Zona de la Unión durante años. Este homenaje se celebrará el próximo día 16 de junio, domingo, en el Hotel Corinthia de Santarem. Será un almuerzo que comenzará a las 14 horas (hora española) y que continuará con una corrida en Santarem, en la que se lidiarán reses de Murteira Grave. Te ruego que si estás interesado en asistir a este homenaje te pongas en contacto con la secretaría de la Unión en Madrid.

Finalmente, quiero agradecerte de antemano tu segura colaboración en las medidas impulsadas por nuestro Tesorero para seguir optimizando del funcionamiento del Libro Genealógico, pieza imprescindible y estratégica para la imagen de la Unión y para conseguir una gestión más austera y eficiente de nuestra organización.

Recibe un cordial saludo


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte