Ganaderías:”Pinto Barreiros”

¿Por qué decide su abuelo hacerse ganadero de sangre española?

Porque la afición y la ganadería con reses portuguesas ya le venía de mi bisabuelo. De aquí nace ese impulso por hacerse con ganado español, pues no le gustaba mucho lo que él tenía ya que solamente valían para ser toreados a caballo, pero para ser lidiados a pie no valían. Así es como nace el sentimiento por ser ganadero de lidia.

Ustedes han sido fuente genética de muchas ganaderías que decidieron refrescar, ¿cuál es la influencia de la sangre “pinto barreiros” con el resto de las ganaderías lusas?

Del 95 por ciento más o menos. Creo que algo aproximado a esta cifra viene de lo nuestro.

¿Y todavía siguen llegando intentos de compra a su casa para refrescar?

Sí; sí. Lo que pasa es que ahora nosotros no vendemos.

La ganadería ha conseguido triunfos muy importantes en plazas de responsabilidad, la faena realizada el 6 de julio de 1944 por Manuel Rodríguez “Manolete” a “Ratón” marcó un antes y un después.

Claro, indudablemente. Pero le voy a contar una anécdota de ese toro. Su nombre no era “Ratón”: El toro se llamaba en realidad “Centella”. Pero como antes no existían documentos por los cuales quedaban registrados los datos, como hoy ocurre con los certificados de nacimiento, ni tampoco existía un Libro Genealógico, ocurrió que el toro, llevado a la plaza como novillo, había quedado como sobrero varias veces para ser lidiado en alguna corrida. El mayoral de la plaza le puso “Ratón” porque el toro se comía el pienso puesto para los demás toros, de ahí que le llamaran así.

Es curioso, pero en cuanto a Manolete no llegamos a tener relación alguna con él. Sí teníamos un amigo común de mi abuelo y del torero cordobés. Este amigo fue quien llamó a mi abuelo cinco minutos después de que concluyera la corrida, pero no pudo ponerse en contacto con él hasta el día siguiente en el que supimos del triunfo obtenido con el toro nuestro. Manolete hizo ese día, el 6 de julio de 1.944, en la Corrida de la Prensa celebrada en la Plaza de Madrid la que algunos consideran como la mejor faena de su vida.

¿Qué recuerdos se conservan en su casa desde que tomaran antigüedad, en Madrid el 29 de marzo de 1931, hasta hoy?

Aquella fecha de 1931 se vivió con mucha intensidad. A partir de ahí la progresión de la ganadería fue gradual. Incluso yo destacaría otros toros cuyo juego estuvo muy por encima del famoso “Centella” lidiado por Manolete.

¿Por ejemplo?

Ha habido varios toros excelentes en Barcelona, donde hemos disfrutado de un gran cartel, además de otros que fueron lidiados en otras plazas muy buenos, realmente buenos. Le hablo de España, pues en Portugal también hemos lidiado toros muy buenos, por ejemplo, en 1969 lidiamos una corrida en Vila Franca de Xira (Portugal) lidiada en mano a mano por Mario Coelho y José Julio, que nos valió para quedarnos con 5 sementales. Dos de ellos fueron vendidos y los otros tres se quedaron en casa. Fue algo excepcional. Incluso nos podríamos haber quedado con los 6 que fueron lidiados porque todos dieron un juego sobresaliente.

¿En qué momento se encuentra ahora la ganadería?

La ganadería sufrió mucho merced a las expropiaciones realizadas en la Revolución de los Claveles. Durante 15 años hemos tenido solamente 2 sementales, cuando lo normal es tener 6 ó 7 con otros tantos lotes de vacas. El motivo fue que la ganadería quedó muy mermada, nos quedamos sin fincas y hasta hace 4 ó 5 años no han sido devueltas. Durante este tiempo la ganadería ha tenido que pastar en otras fincas, por lo que hemos pasado unos años muy irregulares, que nos han sumido en un bache grande. Ahora, sin embargo, pienso que ya hemos conseguido enderezarla hacia el camino que debemos seguir. Hemos conseguido más sementales y, por tanto, la llevanza de la ganadería está más preparada.

El trastorno que produjo la expropiación de las fincas fue resuelto con la compra de otras. ¿Nos podría decir cuáles son las fincas, actualmente, dedicadas al ganado?

Hasta hace 4 ó 5 años no nos devolvieron las fincas expropiadas y cogidas por los comunistas durante 15 años, aproximadamente. La finca “Monte Branco” es muy buena, se encuentra cerca de Évora y tiene unos pastos espléndidos para el ganado. Allí tenemos las 114 vacas de vientre que comen sin tener que echarle piensos complementarios, debido a la calidad y cantidad de pasto que tienen. Luego, cuando son herrados los machos son llevados éstos a dos fincas muy próximas a Vila Franca de Xira, “Figueiras” y “Camarao”.

¿Cree que el “mal de las vacas locas” afectó gravemente a las ganaderías de lidia portuguesas?

Sí; para exportación sí. Aquí siempre se han consumido las carnes y no sé por qué cuestión los animales portugueses lidiados se tienen que quemar cuando no ha aparecido ningún caso, ni en Portugal ni en España, de encefalopatía espongiforme. Eso hizo que el precio de la carne de vacuno de lidia bajara considerablemente.

¿Las Administraciones han paliado, en su opinión, el perjuicio generado?

Creo que esto ha sido una cuestión política y nada más, en cuanto a los perjuicios económicos producidos, éstos no han sido paliados en su totalidad.

¿Qué opinión tiene de que en algunos lugares de Portugal, las toros sean muertos a estoque?

No se puede decir que en Portugal se celebren corridas de toros en su totalidad. Pienso que al no ser picados ni matados reduce ampliamente lo que es una corrida de toros. Por tanto, el que comiencen a ser muertos a estoque es bueno.

¿Cree que las ganaderías portuguesas van a ocupar parte del mercado español en las principales ferias, tal y como sucedió en otras épocas?

No sé; lo veo muy complicado porque las ganaderías españolas, algunas, están en un momento excepcional y, creo, que nadie puede ocupar su lugar. Ni los portugueses, ni ciertos españoles. Y claro, si hay toros en España, ¿cómo vamos a ir, nosotros a ocupar un lugar en la feria de Sevilla, por ejemplo?. Si que ha habido, algunas veces, corridas de “Palha”, Murteira Grave, pero poco más.

Finalmente, ¿cuál es su deseo para la ganadería?, y, ¿para cuando se verán en España sus toros?

Que vayamos para adelante y que criemos toros bravos. En cuanto a lidiar, ya lo hemos hecho este año en un pueblo, ahora vamos a Palencia y, probablemente, lidiemos una o dos más, pero en plazas de segunda y tercera para tener menos responsabilidad

por David Plaza Hernández
Fotos: Archivos UCTL y Jose Antonio Forte


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte