Javier Sánchez-Arjona: “Queremos conservar el esquema del trapío que tuvo toda la vida el encaste Domecq.”

• Señor Sánchez – Arjona, ustedes, heredan de su padre, cuando fallece, en 1961, la ganadería, pero ¿cuál es la historia de cómo fue formada su ganadería?

En 1934, cuando se vende la ganadería de Coquilla ésta se divide en cuatro partes. Una de las partes va a manos de mi abuelo materno, que la anuncia a nombre de “Sánchez Fabrés”. Después de la guerra civil, en la que afortunadamente la ganadería no sufre expolio alguno, la ganadería pasa a Alfonso Sánchez Fabrés, hermano de mi madre. Ya en 1944, mi padre, Jesús Sánchez – Arjona y Velasco, compra a Gonzalo Santos Diego el hierro que tiene en la Unión de Criadores. La ganadería de Santos Diego llega a mi padre con un hato de ganado que va desechando progresivamente, y simultáneamente a esta decisión, le va comprando en distintos lotes a mi tío, Alfonso Sánchez Fabrés. Mi padre perfila la ganadería en base a lo de Sánchez Fabrés, cuya compra, como antes he dicho, se hace en distintos lotes de eralas y de vacas viejas. Los sementales son algunos prestados y otros en propiedad lo que permite que la ganadería alcance variedad y diversidad en las reatas.

• ¿En qué momento decide lidiar su padre los primeros festejos?

Empieza primero lidiando novilladas sin picadores y luego es cuando debuta en Santander el 25 de julio de 1950 con una novillada con picadores que la estoquean Chaves FloresJerónimo PimentelJoselito Torres. Continúa así lidiando novilladas hasta que el 12 de abril de 1952 toma antigüedad y debuta la ganadería en la plaza de Madrid al lidiar un encierro completo. La novillada de Madrid, aunque mis recuerdos no alcancen para describir con exactitud el juego dado, fue buena. A partir de ahí mantiene la directriz de lidiar en festejos con picadores y de lidiar, de vez en cuando, alguna corrida de toros hasta que en 1961 fallece.

• Qué pasa en la familia a raíz de este fatal suceso. ¿Cómo afrontan el reto de llevar la ganadería para adelante?

Mi hermano, Fernando, y yo nos hacemos cargo de la ganadería. Fue duro. Luchamos mucho para intentar salir adelante. Lo hicimos fijándonos en las muchas y buenas cosas que hasta ese momento había hecho mi padre. Una de las primeras decisiones que tomamos es aumentar el porcentaje de corridas de toros a lidiar.

• ¿En qué plazas lidiaban?

Básicamente, en Madrid (novilladas), Barcelona (en la época de Chamaco), ZaragozaSan Sebastián. Plazas todas del norte de España y del sur de Francia.

• ¿Las figuras del toreo por aquel entonces mataban sus toros?

Sí. Hubo toreros especiales. Manzanares, por ejemplo, debutó con caballos en Benidorm con una novillada nuestra. Pero, lógicamente, los toreros más emparentados con la zona de Salamancason los que más han tentado y más han toreado los coquillas.

• ¿Qué es lo que más destacaría de su padre, como hombre y como ganadero?

Era un importante empresario de campo, que llevaba muy directamente su explotación en la que además de la ganadería brava tenía cabezas de cerdo ibérico, de ovejas, de ganado de carne, y de ganado de lidia.

En la imagen, ejemplar de encaste domecq de "Sánchez-Arjona".

Exigencias de mercado y lo de Domecq

• Señor Sánchez–Arjona, en 1983, y a la vista de la evolución del mercado, se decantan por ir a comprar vacas y sementales a Juan Pedro Domecq Solís.

Así es lo hacemos a la vista de la evolución de cómo está el mercado. Principalmente destacaría dos cosas: la desproporcionada exigencia a que se someten este ganado en los reconocimientos previos, más que en el tamaño es en las caras (pitones) donde tenemos tremendos problemas; y por otro lado está la falta de ganas de los toreros a torear animales de este encaste. Ello nos conduce a poco menos que un callejón sin salida.

• ¿Cómo arrancan con esa nueva andadura y qué toros son fundamentales para el desarrollo de la ganadería en la vertiente Domecq?

Decisiva es la base con que trabajamos, que es la que nos vende Juan Pedro, pero hay dos sementales, uno de “Jandilla”, que nos presta Fernando Domecq –en ese momento representante del hierro de la estrella– y otro de “El Torreón”, que nos presta en los años 90 Felipe Lafita, los cuales son fundamentales también en el funcionamiento de lo de domecq.

• ¿Cómo administran a partir de ahí los destinos de los encierros previstos en lo encaste coquilla ydomecq?

Todo lo de domecq, salvo los animales que por trapío sólo pudieran ser lidiados en novilladas, va para corridas de toros. Y en cuanto a lo de coquilla, decidimos lidiarlo en novilladas con picadores. Quiero puntualizar una cosa. Hasta 1996, en que sacamos el hierro de Aspirantes, el ganado de los dos encastes está separado, aunque se lidia con el mismo hierro. Y poco a poco vamos aumentando la parte de domecq y por el contrario diminuimos lo de coquilla.

Javier Sánchez-Arjona.

El presente de los coquillas

• ¿Qué hacen con el ganado a partir de 1996, año en que sacan el hierro de Aspirantes en la UCTL?

Pasamos todo lo de Coquilla a este nuevo hierro cuyo dibujo recupera el hierro que tenía Gonzalo Santos Diego.

El dibujo del hierro lo cambia mi padre por el actual de la ‘SA’. Nosotros en el hierro de aspirantes hemos querido recuperar el dibujo anterior: el de Santos Diego, que es con el primer hierro con el que lidia Coquilla.

• Curioso.

Sí que lo es, porque Coquilla empieza a lidiar en la época de mi padre con este dibujo de Gonzalo Santos Diego, y que luego, como ya he explicado, es modificado por mi padre al tener los derechos de hierro.

• Me asalta una duda. Usted ha dicho que el número de cabezas en lo de coquilla lo han ido reduciendo: ¿por qué?

Exclusivamente por motivos de espacio. En una explotación con espacio limitado, tienes la capacidad limitada de tener ganado. Al no caber, decidimos conservar lo de domecq y reducir lo de coquilla, quedándonos con lo mejor.

• Hablaba de que lidian lo de coquilla en novilladas. Ustedes, en ese mercado tienen “clientela” fija:Algemesí (de la que se llevaron el premio a la mejor novillada el año pasado), ValenciaZaragoza… A la vista de los buenos resultados, ¿qué destacaría del momento actual en que se encuentra este encaste?

Estoy muy satisfecho. Este encaste tiene más motor, más nervio. El toro malo es bastante complicado, pero el bueno es espectacular: transmite muchísimo. La verdad es que cuando embiste un coquillapropicia el triunfo, que viene derivado de la emoción que produce la faena en el público.

• ¿Cómo definiría fenotípicamente al toro de coquilla y qué tiene en los tentaderos y en la plaza que no tengan otros encastes?

Fenotípicamente proviene, sin duda, del encaste Santa Coloma. Pero hay alguna distinción, en mi opinión. Francisco Coquilla, cuando le compra al Conde de Santa Coloma se lleva la rama más ibarreña. Creo que responde a la idea que tiene en ese momento el conde de ir más por la vía de saltilloque por lo ibarreño. La ganadería de Coquilla, dentro de la estirpe santacolomeña, se distingue por ser un toro negro; entrepelado algo menos; y muy poco cárdeno. En accidentes y en particularidades predominan los bragados, los girones, los luceros… tras lo cual se observa más la línea ibarreña que la de saltillo.

• ¿Y en cuanto al comportamiento?

Es un toro vibrante, que se mueve mucho y cuyas dificultades que plantea en la lidia son propias de la casta. En lo de Santa Coloma hay una tendencia a no humillar. En ese sentido llevamos trabajando muchos años en la selección para tratar de que lo hagan.

• ¿Cree que el mercado volverá a aceptar en algún momento a este tipo de encastes?

A corto plazo, no. A largo plazo, posiblemente sí

Panorámica de la casa en la finca "El Collado".

Linares, plaza talismán
• Volviendo a lo de domecq. ¿Qué hacen ustedes para que los animales de Domecq, trasladados desde el sur de la península hasta la finca “El Collado”, en Salamanca, sufrieran lo menos posible los rigores del invierno extremo en Castilla?

Teníamos miedo. Las vacas vinieron preñadas muchas de ellas y eso nos produjo mayor preocupación. Pero, la verdad es que se adaptaron muy bien. Tratamos, al principio, de resguardar a los animales del frío, por lo que les buscamos cercados con más encina, más protegidos.

Juan Pedro Domecq y Díez decía, en relación al tema de los traslados y de los cambios de hábitat, que era más difícil que la vaca de Salamanca se adaptara en Andalucía, que viceversa, pues a los parásitos, que varían de una zona a otra, les podía afectar más a las vacas provenientes de Salamanca y que estuviesen en Andalucía, debido a que en el sur los parásitos resisten a los inviernos mucho mejor que en Castilla.

• ¿En qué año lidian los primeros productos del encaste domecq?

Las vacas vinieron en dos viajes. El primer lote que vino a Salamanca fue a finales de 1983 y enero de 1984. Ya en ese año [1984] algunas vacas, las que venían cubiertas, parieron, por lo que la primera corrida del nuevo encaste la lidiamos en Linares (Jaén), en 1988.

• Linares. Una plaza decisiva en la historia de este nuevo encaste.

Sí; así es. Es una plaza que nos ha dado suerte. Allí lidiamos nuestra primera corrida del nuevo encaste, y allí el pasado año tuvimos la alegría de que El Juli indultara a un toro nuestro, Ordenado.

• ¿Cómo definiría la marcha del encaste Domecq desde 1987 hasta hoy?

Muy satisfecho, puesto que se va viendo la evolución común en este encaste. Nos ha dado muchas alegrías en muy poco tiempo y eso, se trate del encaste que sea, es bastante difícil de lograr.

• Ustedes mantienen en los tipos de los toros que crían con este encaste una línea muy acorde con la de había 30 años atrás. Crían un toro, como dicen los hombres de campo, muy pegado al suelo –bajo de agujas– y muy uniforme.

Nosotros queremos conservar el esquema del trapío que tuvo toda la vida este encaste.

• Antes decía que ustedes con los coquillas tienen “clientela fija”, no es menos con los Domecq, pues casi todos los años repiten en las mismas plazas. Por ejemplo, Linares. El año pasado en esa plaza, como antes ha dicho, fue indultado Ordenado (ver Noticias, 29.08.2003) por Julián López El Juli. Ese toro es para usted es el modelo a seguir.

Claro. Es el ideal, el que se anda buscando. Ordenado reunía todas las condiciones buenas que le pedimos a un toro en la casa. No olvidemos que el indulto fue posible porque el público lo pidió con vehemencia. El torero también lo deseaba, de hecho cuando montaba la espada, lo hacía con pocos deseos. Todo fue debido a que el público convenció al presidente, que se obstinó mucho, tal vez, en no conceder el indulto antes.

• ¿A usted le llegó a consultar el presidente?

No, no consultó conmigo si yo quería que lo indultaran.

• ¿Cree que debería el presidente consultarlo con el ganadero?

Creo que no. Yo creo que el ganadero debe limitarse a lo que suceda en la plaza. Y creo que cuando se va a indultar un toro, el ganadero debe estar encantado con que eso ocurra. A mí, siempre que me preguntan voy a decir que sí. Además soy de la idea que el ganadero siempre debe aceptar el indulto, incluso aunque el toro no reúna las condiciones adecuadas para transmitir caracteres como mucho desarrollo córneo, etc. En este sentido recuerdo que indultaron en la plaza de Chelva (Valencia) un novillo de lo de coquilla, cuya justeza de trapío podría hacer dudar, pues bien, nosotros nos lo llevamos a casa y allí se encuentra; este novillo se ha probado, incluso, con un lote de vacas y veremos a ver como da, si da animales con cara lo dejaremos con una punta de vacas, si no responde a nuestras expectativas lo retiraremos y le dejaremos allí en la finca hasta que se muera. A nosotros nos parece una injusticia matar a un animal que ha logrado algo casi imposible como es el indulto.

• ¿Han puesto a Ordenado con una punta de vacas para que padree?

Efectivamente, el toro padrea y esperemos que sus descendientes hagan honor a las cualidades del toro.

• En relación con el indulto a Ordenado usted destacó en unas declaraciones concedidas al portal de información taurina, mundotoro.com, que “el toro le gustó desde que salió y que luego tuvo la virtud de durar mucho”. La fijeza y la durabilidad son para usted dos claves a seguir.

Claro. En las faenas en las que el toro es indultado, ocurre que se prolongan excesivamente hasta que el indulto se concede, y ese toro tuvo una duración maravillosa, pues no olvidemos que uno de los problemas que más acucian a la Fiesta es que los toros se agotan demasiado pronto.

) por Julián López . Ese toro es para usted es el modelo a seguir.Claro. Es el ideal, el que se anda buscando. reunía todas las condiciones buenas que le pedimos a un toro en la casa. No olvidemos que el indulto fue posible porque el público lo pidió con vehemencia. El torero también lo deseaba, de hecho cuando montaba la espada, lo hacía con pocos deseos. Todo fue debido a que el público convenció al presidente, que se obstinó mucho, tal vez, en no conceder el indulto antes.• No, no consultó conmigo si yo quería que lo indultaran.• Creo que no. Yo creo que el ganadero debe limitarse a lo que suceda en la plaza. Y creo que cuando se va a indultar un toro, el ganadero debe estar encantado con que eso ocurra. A mí, siempre que me preguntan voy a decir que sí. Además soy de la idea que el ganadero siempre debe aceptar el indulto, incluso aunque el toro no reúna las condiciones adecuadas para transmitir caracteres como mucho desarrollo córneo, etc. En este sentido recuerdo que indultaron en la plaza de () un novillo de lo de , cuya justeza de trapío podría hacer dudar, pues bien, nosotros nos lo llevamos a casa y allí se encuentra; este novillo se ha probado, incluso, con un lote de vacas y veremos a ver como da, si da animales con cara lo dejaremos con una punta de vacas, si no responde a nuestras expectativas lo retiraremos y le dejaremos allí en la finca hasta que se muera. A nosotros nos parece una injusticia matar a un animal que ha logrado algo casi imposible como es el indulto.• Efectivamente, el toro padrea y esperemos que sus descendientes hagan honor a las cualidades del toro.• Claro. En las faenas en las que el toro es indultado, ocurre que se prolongan excesivamente hasta que el indulto se concede, y ese toro tuvo una duración maravillosa, pues no olvidemos que uno de los problemas que más acucian a la Fiesta es que los toros se agotan demasiado pronto.

Ordenado, toro que fue indultado en Linares, en el campo con un lote de vacas.

Hacia la reforma de los Estatutos

• Este año, usted planteó en la Asamblea General de la Unión de Criadores la reforma de los Estatutos de la Unión (ver Estatutos UCTL), en el apartado de la prueba a realizar a los ganaderos Aspirantes para pasar al grupo Primero, cuéntenos un poco lo que propuso.

La prueba, tal y como está diseñada es obsoleta. Primero, no tiene ningún sentido que una ganadería, como la mía por ejemplo –aunque quiero señalar que hay muchas más en esta situación–, que, según se recoge en los Antecedentes Históricos de “Coquilla de Sánchez–Arjona”, del Catálogo 2003 de la UCTL, dice que “fue creada en 1996 al amparo del artículo 5 bis b) con la rama de coquilla de la ganadería de “Sánchez–Arjona”, tenga que pasar una prueba, pues es una ganadería que ya está en la Unión. No me parece razonable que una ganadería que esté dentro de la Unión, y cuya rama se traspase a otro hierro tenga que hacer una prueba. Segundo, porque además de no tener sentido no hace más que beneficiar a los empresarios, quienes al amparo de nuestra necesidad por lidiar para superar la prueba se aprovechan y fijan unos precios inferiores a los normales en el mercado de las ganaderías del grupo Primero. Esos filtros deberían estar basados sobre un sistema acorde y razonable a fin de que se exijan otros parámetros que fundamentalmente acrediten la profesionalidad ganadera. Además, me parece que no tiene sentido que sea más importante para la prueba una plaza de segunda categoría, comoGirona, que desgraciadamente da muy pocos festejos, que la de Colmenar Viejo (Madrid), por ejemplo, que siendo de tercera tiene una feria asentada en el circuito de las más importantes.

Novillo, de encaste coquilla, muy típico en la casa.

Realidades y proyectos

• De la corrida de Alicante, que lidiaron ustedes el pasado 22 de junio, hablan y no paran, tanto los medios de comunicación como los propios toreros.

La corrida, en conjunto, fue muy buena. FinitoJavier Conde estuvieron plenos de inspiración. Una pena fue que Morante se llevara el peor lote, aunque toreó sensacional con el capote. En conjunto nos llevamos una gran satisfacción con el juego de la corrida.

• Hábleme del futuro. ¿Por qué línea apuestan ustedes?

La conducta ganadera que queremos mantener es la misma que tenemos ahora, es decir, no somos ambiciosos en cuanto a ir a mucho más, y sí somos ambiciosos por mantener a la ganadería al nivel que se encuentra ahora mismo.

• Habla de mantener la ganadería. Y usted, señor Sánchez–Arjona, ¿a qué aspira como ganadero?

Hombre, aspiro, como ya le he dicho, a mantener la línea. Aspiro conseguir triunfos como el que obtuve el pasado año con el toro indultado de Linares (Jaén), que es una de las cosas más bonitas que te puede pasar. También hay cosas muy bonitas como triunfar en San Isidro y en Sevilla, que ojalá y algún día sea realidad, pero, hombre, hay que ser consciente de que es muy difícil que esto ocurra de momento, por lo que mi aspiración real es la de mantenernos tal y como estamos, pues ya se sabe que la avaricia, a veces, rompe el saco. Por eso no queremos cambiar la idea de trapío que tiene definida la ganadería para lidiar en plazas de mayor responsabilidad, sino que queremos compaginar nuestras ideas existentes con las posibles ocasiones de lidiar que puedan darse en plazas de mayor responsabilidad. Piense que las casas madres del encaste Domecq lidian poco en ese tipo de plazas con camadas mucho más largas que la nuestra.

• Madrid, Sevilla; y de Salamanca, la plaza de su tierra, que me dice:

La última corrida que lidiamos en Salamanca fue en 1996. Se paró bastante. No fue una buena corrida, no. Mire, lidiar en Salamanca hace que contraigas muchísima responsabilidad porque tiene la dificultad añadida de que en ese día eres epicentro de las miradas de todos tus compañeros ganaderos. Se pasa mal, la verdad. Salamanca tiene una feria estupenda, en la que el tipo de toro es que sale es serio y muy digno.

Toros de saca, encaste domecq.

La Fiesta hoy

• ¿En qué momento encuentra a la Fiesta y qué camino cree que va a tomar a raíz de multitud de problemas (mal de la las vacas locas, recesión en el número de retransmisiones taurinas, etc.) que discuten su buena salud?

El problema es que el público, aunque sigue acudiendo a las ferias, ya no va a los festejos de temporada. Las plazas se están quedando vacías. Prueba de lo que digo es que en la presentación deJosé María Manzanares (hijo) en la plaza de Las Ventas el pasado 15 de junio, en cuyo cartel estaba también el triunfador de San Isidro, Luis Bolívar, hubo media plaza. Años atrás se habría registrado una magnífica entrada, debido a las ilusiones que despierta Manzanares. Falta ilusión, creo yo.

Y qué falta para transmitir esa ilusión.

En cuanto a nuestro sector, el ganadero, nos falta ilusionar con un toro un poquito más encastado, que se mueva más y que dure más. Pero, que no se lleve la gente a falsos equívocos, las responsabilidades tienen que ser compartidas por parte de todos los estamentos taurinos. En ese sentido, sería bueno que actualizáramos los modelos en que se encuentra la Fiesta, es fundamental. Creo que cuando acabe esta temporada habrá que analizar con calma y tomar resoluciones comprometidas para asegurar el futuro de la Fiesta, porque las crisis cuando empiezan no se paran fácilmente, por lo que es conveniente que atajemos el problema cuanto antes.

• El modelo, entonces, de asumir la responsabilidad por parte de cada uno sería lo deseable.

Exacto. En la presentación de los toros que cuente la autoridad, pero la empresa es quien mejor debe saber el tipo de toro que necesita su plaza. No tenemos que irnos muy lejos para ver este modelo enFrancia. En ese aspecto el ganadero es mucho más responsable del comportamiento de sus toros que de la presentación por lo que antes he dicho.

por David Plaza
Fotos: Pedro Luis Martín / Taurofoto.com


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte