Lengua azul: Últimas informaciones aparecidas en medios de comunicación

Las medidas de cautela que la Administración andaluza tomó la pasada semana por el brote de lengua azul detectado en la localidad de Jimena de la Frontera, Cádiz, y que consistieron entre otras en inmovilizar el traslado de reses bovinas en las provincias de Huelva, Sevilla, Cádiz, Málaga, Granada y Córdoba han sido tomadas igualmente en otras comunidades para prevenir posibles contagios. Concretamente y en diferente implicación han sido las de Extremadura, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana las que también han determinado inmovilizar el traslado de reses.

Gracias a la cuantiosa información aparecida en medios de comunicación de distinto ámbito podemos resumir lo más sustancioso. Veamos como ha sido la evolución en las decisiones tomadas esta semana. El pasado miércoles se reunieron el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y la Sanidad Animal de la Unión Europea, antiguo Comité Veterinario Permanente, los cuales volvieron a modificar las comarcas con más riesgo de infección. En esta nueva modificación se tuvieron en cuenta las “condiciones orográficas y el estudio previo entomológico” estableciendo un nueva área en las provincias de Cádiz, Málaga, Sevilla, Córdoba y Huelva. De esta forma quedaron excluidas las comarcas de Alhama de Granada y Loja, Granada.

También se establecieron las normas que condicionan los movimientos de los animales y las restricciones sanitarias a animales vivos, semen, embriones y óvulos de las especies sensibles (rumiantes y herbívoros). La Comisión Europea ofreció a España un millón de dosis de vacunas, que sumadas al número preventivo con el que contaba nuestro país son suficientes, a juicio de las autoridades sanitarias, para hacer frente a esta enfermedad.

Del mismo modo el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) procede a una compra urgente extraordinaria para incrementar las unidades de diagnóstico para poder analizar con rapidez la situación de la cabaña ganadera.

CC AA
En este conjunto de decisiones de provisión para combatir la lengua azul o fiebre catarla se encuentran también las medidas con carácter urgente que han tomado esta semana las comunidades autónomas.

Don Isaías Pérez Saldaña, Consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, quien afirmo el pasado martes que en esta semana comienzan el proceso de vacunación contra el brote de lengua azul o fiebre catarla aseguró –según han publicado portales de información agroganadera– que las tareas de fumigación activa de las comarcas afectadas comenzaron el mismo día que compareció ante los medios.

Los gobiernos autonómicos de Extremadura y Castilla La Mancha han establecido también esta semana la suspensión del movimiento de ganado ovino, caprino y vacuno. Esta paralización es de carácter cautelar y tiene como objetivo evitar la propagación del brote de lengua azul.

El Consejero de Agricultura y Medio Ambiente de Extremadura, don José Luis Quintana, convocó el pasado día 20 de octubre reuniones con el Consejo Asesor Regional de Organizaciones Profesionales Agrarias de Extremadura y con asociaciones ganaderas para exponerles los resultados de los primeros análisis y las medidas activadas por la Consejería.

Ese mismo día los servicios veterinarios de la Consejería de Agricultura de Castilla La Mancha anunciaron que realizarán, como medida cautelar, análisis a los animales que hayan entrado en la región procedentes de Andalucía desde el 1 de agosto de 2004, así como a las explotaciones que los hayan adquirido. La Consejería de Agricultura del gobierno manchego aclaró que en ningún caso existen problemas en el consumo de carne de estas especies, al no afectar al hombre.

Las medidas extraordinarias adoptadas por la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Comunidad Valenciana, y que entraron en vigor el pasado 13 de octubre, a día de hoy no afectan a las reses bravas destinadas a las Fiestas Populares de Bous al Carrer que ya se encuentran allí. Paralelamente la Consellería ha decidido paralizar el traslado de ganado en la mencionada comunidad como parte del plan de vigilancia sanitaria contra la enfermedad de la lengua azul al tener que sacrificar en días pasados a cinco terneros procedentes de una partida de Jimena de la Frontera, Cádiz, portadores de anticuerpos de la citada enfermedad. Aunque aseguran que se trata de “un foco aislado“, fuentes de la Generalitat han decidido paralizar el transporte de ganado procedente de la zona afectada, Cádiz, como medida preventiva, lo que en caso de no solucionarse, originaría graves consecuencias en las fiestas populares de la región, que se surten de numerosas ganaderías de esta zona para celebrar sus tradicionales espectáculos de Bous al Carrer.

Para saber más de lo que es la lengua azul (Nota de Prensa) pinche aquí…


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte