Fallece en Sevilla, a los 79 años, don Luis Algarra Polera, Presidente de Honor de la Unión

Don Luis Algarra Polera, ganadero y Presidente de Honor de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, ha fallecido esta noche mientras dormía en su casa de Sevilla. Don Luis Algarra, que ha sido miembro de la Junta Directiva de la Zona Mediodía de la UCTL y miembro de la Directiva Nacional desde hace dos décadas, decidió no presentar su candidatura en la zona Mediodía para las elecciones celebradas el pasado día 7 de febrero y fue designado por aclamación Presidente de Honor de la Entidad en la reunión de la Junta Nacional celebrada el pasado día 14.

Viudo desde hace nueve años y padre de siete hijos, dedicó su vida a la ganadería de lidia desde que heredara el hierro de su padre, don Salvador Algarra. Era suegro del también ganadero José Murube Ricart y del matador de toros Emilio Muñoz. Sus restos mortales serán enterrados mañana domingo en el cementerio sevillano de San Fernando. Por el momento no está decidida la fecha del funeral.

Desde que perdí a mi padre, de quien era íntimo amigo, fue un verdadero padre para mí. Hemos perdido a una extraordinaria persona y un gran ganadero. Murió en la cama, mientras dormía, después de que ayer hubiéramos estado embarcando un novillo para lidiar el domingo en la Plaza de Aracena. Me advirtió que fuera bien abrigado a Aracena porque allí hace mucho frío. Después de eso se fue a la cama y lo hemos encontrado sin vida esta mañana. Parece que el motivo ha sido un paro cardiaco. De él puedo decir, por encima de cualquier otra cosa, que ha sido una maravillosa persona, de una gran sensatez y humanidad. Siempre sabía estar en su sitio y ese ha sido un gran ejemplo para todos” dice José Murube.

Eduardo Miura, presidente de la Unión de Criadores, profundamente afectado también por la muerte de un gran amigo de muchos años, destaca ante todo la exquisita educación de don Luis Algarra y su caballerosidad en el trato. “Ha sido una sorpresa y, para mí, una profunda conmoción. Don Luis era una figura clave en la ganadería de los últimos lustros y una pieza insustituible en la Unión por la enorme inteligencia con que enfrentaba cualquier problema. La muerte de su mujer, a la que estaba muy unido, fue un durísimo golpe del que se fue reponiendo poco a poco, dedicando a la Unión un tiempo que para nosotros ha sido precioso”.

Desde la Unión de Criadores enviamos nuestro más sincero pésame a familiares y amigos. Descanse en paz.


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte