“Toño Peláez Lamamié de Clairac” (Javier Viejo, El Adelanto de Salamanca)

  “Toño Peláez Lamamié de Clairac nos ha dejado. Nos ha dejado
definitivamente para irse a descansar a La Moral de Castro, donde
reposan sus cenizas.
Se nos fue sin avisar, aunque esperábamos su marcha, el viernes pasado.
Adiós, amigo. La vida profesional de Toño tenía dos polos: la finca
ganadera, en primer lugar, y la finca agrícola, El Torrejón.
Iba y venía de la una a la otra, pero su corazón estaba en La Moral.
Son tantas las tardes que con él pasé que se me agolpan las imágenes y
los recuerdos. Metido en un viejo dos caballos pasábamos entre las
vacas como por el patio de un colegio.
Fíjate qué vaca más hermosa, es una Buenas Tardes; fíjate, fíjate en esa otra con sus astas en forma de lira.
Vamos a Los Alcores, y vemos los utreros. Allí estaban, a veces
metidos, entre encinas boscosas. Otras veces, andando, me decía cuida,
que esa vaca está recién parida, no te metas entre ella y la cría
porque tenemos un disgusto.
Lo veo en la plaza de tientas, la antigua, en el burladero de su tío
Leo, hasta que falleció, dejando escapar, cuando una buena vaca
empezaba a escarbar, única nota desagradable, un ¡vacaaa!.
Recuerdo una tarde de tienta con Robles y una utrera a la que dio cien
muletazos. Tres años después le pregunto: ¿Dónde está la vaca que
Robles llamó Pablo Romero?
En el matadero, humillaba a duras penas y otro que no hubiera sido él no le hubiera hecho humillar ni cuatro veces.
Veo sus nervios en los días anteriores a la corrida del Centenario de la plaza de toros de La Glorieta.
Y su cara de satisfacción viendo la vuelta al ruedo a un toro enorme que toreó espléndidamente Espartaco.
Toño, que críes toros de nieve y sol en la otra vida que tienen las
gentes de corazón, como tú. Seguro; los escogerás además puros Parladé.
Amén.”

JAVIER VIEJO (El Adelanto de Salamanca, 19 de febrero).


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte