El desplome de los precios agrava la bancarrota en el campo

      

En el 2009 la falta de rentabilidad de las explotaciones alcanzó a todos los subsectores, desde el lácteo a los cereales. La causa última hay que encontrarla en los bajos precios que pagan en origen las grandes distribuidoras de alimentos a los trabajadores del campo.

Según datos del MARM, la renta agraria real (sin tener en cuenta los costes de producción) registró el pasado año una caída interanual del 5’6%, al sumar 11.404 millones de euros, frente a los 12.080 millones de 2008. La renta agraria de 2009 es de un 26’$% inferior a la media de los últimos cinco años y un 17’2% que la de 1990, año en el que el campo español generó 13.765’70 millones de euros en ingresos.

En volumen total, la producción agrícola y ganadera cayó en 2009 un 4% respecto el 2008, según anuancia la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé sobre el cálculo anual de la producción del sector primario una caída del 2’4% en el volumen de producción, un descenso de precios del 4’6% y un desplome del valor global de los productos del 6’9% en comparación con los resultados de 2008. Todo ello ha conllevado una pérdida del 36.000 empleos a tiempo completo, un descenso del 3’9% del número de trabajadores con dedicación exclusiva al campo, según datos de la COAG.

 


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte