PRIMERA JORNADA DEL IX CONGRESO MUNDIAL DE GANADEROS DE TOROS DE LIDIA (N. Prensa)

  

Esta mañana se ha inaugurado el IX Congreso Mundial de Ganaderos en Isla Terceira, enmarcada dentro del archipiélago de las Azores (Portugal).
La ceremonia inaugural contó con la intervención de autoridades regionales y locales de Azores y con la participación entre otros de la ganadera local, Mariana Baldaya, quien expuso un alegato en defensa de la Fiesta en Portugal, “aunar esfuerzos” y exigió que desde el poder político autonómico “acabar con los prejuicios para no seguir eternamente siguiendo las leyes absolutistas de la República”.
La primera mesa de debate, donde se trató el análisis de la situación económica de la Fiesta, ha estado moderada por el ganadero portugués Joaquim Grave y ha comenzado con la visualización de un video enviado desde el Parlamento de Bruselas por la eurodiputada socialista Bernadette Vergnaud, pieza clave en la votación producida en el Parlamento en Estrasburgo,  quien ha expresado su apoyo incondicional a la cría del toro de lidia por tratarse de una producción ganadera que se ajusta a las condiciones de la PAC y ser el toreo un arte popular y cultural que no puede perder la libertad de existir y por pensar que la obligación de los políticos europeos es respetar la tradición de los pueblos.
El presidente de la Asociación de Ganaderías de Lidia, Eduardo Martín Peñato, expuso a través de una presentación la participación ganadera en la economía de la Fiesta, donde se destacó que la Tauromaquia mueve el 2.08 por mil del PIB español, y para Martín Peñato “buscar la calidad de la Fiesta, sólo se encuentra con la participación del ganadero en la economía del toro”. En este análisis se han reflejado las grandes cifras que mueve la Fiesta, frente a los enormes costes de producción a los que tienen que hacer frente los ganaderos y que se van incrementando y hace insostenible la viabilidad de una ganadería de lidia. Se destacó que “la participación del sector ganadero en el volumen de la Fiesta es del 6%, y sólo se cubrirían los costes de producción si se llegase al 11%”. 
Por parte de México, el ganadero Ignacio García Villaseñor, informó que el principal problema económico también en el país americano es “ajustar la oferta a la demanda, pues en México se supera la primera y ha provocado que la Fiesta del toro ya no es de toros sino de toreros”. Y en su opinión “los toreros piden unos toros que no supongan problemas, lo que ha provocado que las plazas estén cada vez más vacías porque se ha perdido la emoción y el respeto a la bravura”. 
Una vez expuesta el panorama económico de la Fiesta en cifras, el ganadero portugués, Antonio Veiga, enumeró los problemas más importantes que condicionan la Tauromaquia “no atrae patrocinadores, no existe inversión autonómica y no hay masa crítica”.
El presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y de la Mesa del Toro, Carlos Núñez, transmitió que “debemos enviar todos el mismo mensaje de compromiso con la Fiesta a través de un ejercicio de responsabilidad y autocrítica para exigir un espectáculo más cercano que nos obligue a ser mucho mejores de lo que somos”.
La segunda parte de la jornada ha analizado los problemas que afectan a la seguridad profesional del ganadero, la importancia de la cría de un toro con emoción y con trapío que repercutirá en el beneficio de la Fiesta, en un debate moderado por el periodista Carlos Ruiz Villasuso.
El ganadero portugués, Joaquim Grave pidió pedir “respeto al toro en el campo, que se le mantenga lo menos manejada”. Añadió que “hoy en día se le exige al toro parámetros que no son naturales”.
Por parte de Colombia, participó el criador Miguel Gutiérrez que hizo alusión a la no existencia de reconocimientos veterinarios en el campo.
La enorme exigencia a la que es sometido el toro  de lidia en la actualidad fue comentada por el ganadero Victorino Martín García, “hoy en día ser ganadero supone unos esfuerzos en labores de manejo tremendas, en constantes vacunaciones, saneamientos. Además, se exige un toro casi perfecto”. E insistió en que se sigue confundiendo la presentación con el trapío.
El ganadero Álvaro Núñez Benjumea indicó que “la potencia económica de la Fiesta radica en dar un espectáculo de mayor calidad y basado en un toro fino y con emoción”.
En cuanto a la crisis económica se  expuso que “la crisis tiene una virtud y pone las cosas en su sitio, pues haber tantas corridas no es bueno”. Cuvillo aportó que “ajustar la oferta a la demanda es necesario, pues el crecimiento que se ha producido no lo hemos pedido y el futuro pasa por lo que la gente quiere ver”.
(Nota de prensa enviada por el Departamento de Comunicación del Congreso).

Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte