Francia inscribe la Tauromaquia en la lista de su Patrimonio Cultural Inmaterial

El Ministerio de Cultura de francés inscribe las corridas de toros en la lista de su Patrimonio Cultural Inmaterial a partir del pasado viernes, 22 de abril, fecha en que se hizo pública esa inscripción, así lo comunicó el presidente del Observatorio de las Culturas Taurinas, D. André Viard acompañado por representantes de las entidades taurinas francesas; de Michel Vauzelle, presidente de la Región Paca; de representantes de las otras tres regiones taurinas, y de Hervé Schiavetti, alcalde de Arles.

Esta decisión constituye el reconocimiento institucional, por la autoridad nacional del valor cultural de la Tauromaquia, y Francia se convierte de este modo en el primer país que inscribe la Fiesta en el inventario de su patrimonio cultural.

Esta inscripción corrobora en términos científios y culturales la legislación francesa que desde hace tiempo legaliza la corrida en las regiones “donde existe una tradición local ininterrumpida” y consagra la excepción cultural que conduce la ley a descartal la prohibición de la Fiesta en dichas regiones.

El Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas reúne en Francia el conjunto de las asociaciones profesionales y culturales relacionadas con la Tauromaquia así como la Unión de las Ciudades Taurinas de Francia.

En el expediente presentado, basado en los requisitos exogidos por la UNESCO para definir una cultura admisible en el patrimonio inmaterial de la humanidad. El Observatorio francés he hecho valer los siguientes puntos:

– La corrida de toros refleja la sensibilidad específica de cada uno de los pueblos y comunidades que la comparten en Europa y en América y que pertenece a las artes del espectáculo y a las actividades rituales y festivas, y que constituye el núcleo de numerosas fiestas locales fomentando el turísmo y la economía de las ciudades taurinas.

– La corrida de toros da lugar durante todo el año a numerosos actos culturales y encuentros entre aficionados, y a nuemerosas publicaciones.

– La Fiesta de los toros está basada en el respeto que los ganadero, toreros y aficionados sienten por el toro durante su lidia y durante su cría en condiciones óptimas de libertad, en unos espacios preservados que constituyen una reserva ecológica insustituible para la fauna salvaje y la flora. La conservación de esta riqueza ecológica´, así como de los encastes del toro de lidia, está condicionada por la supervicencia de la corrida de toros.


Ministerios Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente Ministerio de Educación, Cultura y Deporte